sensibilidad_dental

Sensibilidad dental

La hipersensibilidad dentinaria o sensibilidad dental se define como un dolor intenso y transitorio, producido por la exposición de la dentina, que es la parte interna del diente que cubre al nervio.

sensibilidad_dental

La sensibilidad dental

La hipersensibilidad dentinaria  o sensibilidad dental se define como un dolor intenso y transitorio, producido por la exposición de la dentina, que es la parte interna del diente que cubre al nervio.

La dentina contiene túbulos microscópicos que conectan la parte externa del diente con la pulpa dental (nervio). En situaciones patológicas por recesión de las encías o desgaste del esmalte, estos túbulos quedan expuestos al exterior pudiendo ser estimulados por cambios térmicos o ciertos alimentos que producen la sensación de dolor.

¿Qué situaciones causan la exposición de los túbulos dentinarios y pueden provocar sensibilidad dental?

– Cepillado dental abrasivo
– Erosión dental por exceso de comidas y/o bebidas ácidas
– Desgaste dental por hábitos parafuncionales
– Retracción de las encías
– Diente astillado

¿Qué puedo hacer ante una situación como esta?

Lo primero que se debe hacer ante un dolor de este tipo es determinar cuál es el estímulo externo que lo desencadena, dónde lo localiza y si remite una vez cese ese estímulo. Por ello, es importante contactar con un profesional de la salud oral para poder realizar un correcto diagnóstico y buscar una solución adecuada a su problema.

Si la sensibilidad se debe a la dentina expuesta, algunas medidas preventivas pueden incluir:

– Enseñanza de higiene oral
– Medidas dietéticas
– Corrección de malos hábitos (bruxismo, trauma oclusal)

Charles Chaplin decía que “Un día sin sonreir es como un día perdido”, que el dolor no sea causa para no hacerlo.

Contacte con tu dentista de confianza.

Pide tu cita