¿Qué pasa cuando perdemos una muela?

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

¿Qué pasa cuando perdemos una muela?

Siempre que hay un cambio en la boca, se producen alteraciones del resto de elementos que forman el sistema estomatognático (dientes, articulación mandibular, músculos).

Vamos a suponer que perdemos una muela inferior.

En el caso de que perdamos una muela inferior, como es una zona que no se ve y como nos da la sensación que masticamos igual, decidimos no reponerla por diferentes motivos.

Siempre que se producen cambios en la boca, existen alteraciones del resto de elementos que forman el sistema estomatognático.

Veamos cuáles son:

En el momento que la muela superior, que coincide con la que se ha perdido, nota que no contacta con nada, empieza a erupcionar hasta que toca con otra muela. Al salir más, deja espacios entre ella y las dos de los lados donde se depositan restos de alimentos que pueden producir caries.

 

La muela que se encuentra detrás de la que hemos perdido se va a inclinar hacia delante, intentando cerrar el espacio que queda. Al inclinarse, queda una zona que no es accesible a la higiene y donde se suelen producir problemas periodontales con posible pérdida de hueso en la zona. A esto es lo que llamamos piorrea.

 

Además, al inclinarse la zona anterior baja, pero la posterior sube. Con lo que provoca una interferencia al cerrar la boca porque contactará antes en ese punto.

Esto hace que la musculatura y la articulación se puedan ver afectadas al estar forzándose al cerrar. Es como cuando pasamos un cable por debajo de una puerta para enchufar algo en la habitación de al lado. La puerta llega a cerrar, pero al final la bisagra se estropea.

 

Como el cuerpo humano es muy sabio y nota en todo momento donde es más eficaz masticando y triturando los alimentos, va a utilizar más el lado que tiene completo en vez del que le fata la muela, provocando sobrecarga muscular.

Todas estas consecuencias de la pérdida de una muela se suelen producir lentamente y a largo plazo por lo que muchas veces, los problemas que suceden en esa zona el paciente no los achaca al verdadero culpable: la no reposición de la muela en su momento.

En Clínica Corbal siempre recomendamos que el mejor tratamiento es la prevención para intentar no perder esa muela. Pero si ya la has perdido, no dudes en reponerla.

Llámanos al 986 85 86 74 y valoraremos tu caso particular.

¡COMPÁRTELO!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¡COMPÁRTELO!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

También te pueden interesar…

¿Empezamos el cambio de sonrisa?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Últimos post

¡Síguenos!

¿Empezamos el cambio?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Queremos ayudarte
¿Te llamamos?

¡Deseando conocerte!

Te llamaremos en breve para fijar tu próxima visita a la clínica.

¿todavía no nos sigues?